Showing all 2 results

  • Agroecología Abolicionista, Soberanía Alimentaria y Prevención de Pandemias

    Un sistema alimentario agroecológico no consiste más acerca de alimentos orgánicos que la abolición se refiere a abrir la puerta de una prisión. En este ensayo vital, Maywa Montenegro de Wit entrelaza ideas provenientes de las literaturas políticas y ecológicas más importantes de finales del siglo XX y comienzos del XXI. La pandemia proporciona un foco para estas dos fuentes de iluminación, pero la luz brillante que proviene de unir estas disciplinas brillará mucho después de que pase la sombra de la Covid-19. —Raj Patel, autor de Stuffed and Starved [Relleno y famélico].

    El folleto resuena con la pregunta: ¿reforma o transformación? Pregunta: ¿mitigaremos y adaptaremos o revisaremos y cambiaremos nuestros imaginarios? Se nos ha dado un andamio para abordar el bastión del colonialismo y la colonialidad y para reconstruir los sistemas que ya han empujado su rodilla sobre los sistemas alimentarios y socioeconómicos que ya se estaban sofocando. Es hora de librarse de una pesadilla construida deliberadamente. – Nnimmo Bassey, autor de To Cook a Continent: Destructive Extraction and the Climate Crisis in Africa [El cocinar un Continente: Extracción Destructiva y Crisis Climática en África] y fundador de Health of Mother Earth Foundation [Fundación Salud de la Madre Tierra].

    La COVID-19 y otros brotes zoonóticos como el ébola son ilustrativos de las complejas interacciones entre la deforestación, la pérdida de biodiversidad, la destrucción del ecosistema y la salud y seguridad humanas. Estos cambios son impulsados ​​principalmente por la agricultura industrial y el sistema alimentario globalizados, respaldados por el ilógico y destructivo capitalismo racial. … Montenegro de Wit presenta argumentos convincentes a favor de cambios hacia sistemas agroecológicos diversificados que reconozcan las complejas  interconexiones  entre  la salud humana y animal, entre las plantas y nuestro medio ambiente y futuro compartidos. De hecho, abordar las pandemias de manera sistémica no puede desvincularse de la construcción de economías y sistemas alimentarios que se basan en las necesidades de las personas, en particular de los pequeños agricultores, y de los ecosistemas prósperos. Para lograrlo, debemos rechazar y prohibir rotundamente la ecocida ilógica de la mercantilización, la financialización y el extractivismo, como fuerzas impulsoras de las fortunas y los destinos humanos y ecológicos. … El fortalecimiento de los movimientos sociales a nivel local es indispensable para forzar la ruta de África hacia un liderazgo político eficaz y democrático. Se necesita una clara ruptura, dejando atrás intervenciones a favor de un desarrollo ahistórico y tecnicista, donde la tecnología y la productividad se plantean como problemas y soluciones, hacia un replanteamiento urgente y drástico para hacer frente a las crisis sistémicas convergentes que enfrentamos hoy.

    Mariam Mayet, directora ejecutiva del African Centre for Biodiversity [Centro Africano para la Biodiversidad]


    COVID-19 ha expuesto la naturaleza racializada de los sistemas alimentarios, pero también potencialmente otorga oportunidades para construir de nuevo. Maywa Montenegro explora una serie de averías, desde cadenas de suministro fracturadas hasta infecciones incontroladas entre trabajadores de alimentos esenciales, entre comunidades negras, marrones e indígenas atravesadas por el virus a lo largo de viejos surcos de opresión racial y de clase.

    Ella rastrea los orígenes probables de COVID-19 a los sitios de derrame forjados por la expansión agroindustrial en regiones boscosas donde los patógenos brotan libres e infectan a los humanos. La agricultura animal industrial impulsa estos cambios ecológicos que incuban futuros brotes. Las pandemias tienen sus raíces en la separación violenta de las comunidades de sus territorios, semillas, conocimiento y riqueza. El racismo permite tal robo como fundamental para la expansión capitalista.

    Para hacer frente a las pandemias y las injusticias alimentarias, Montenegro pide una agroecología abolicionista. Ninguna alternativa anticapitalista puede ignorar el racismo que es central para el sistema alimentario transnacional. Académicos como Angela Davis, Ruth Wilson Gilmore y Mariame Kaba han argumentado que aunque la abolición se ve con frecuencia como una estrategia de oposición, para erradicar, por ejemplo, las prisiones y la policía, la abolición es igualmente proposicional. Una agroecología abolicionista abre múltiples posibilidades que responden a las exigencias de un planeta pandémico: no hay una “normalidad” a la que podamos regresar con seguridad.

    Esta es una traducción al español de Abolitionist Agroecology, Food Sovereignty and Pandemic Prevention 

  • The great climate robbery: How the food system drives climate change and what we can do about it

    In 2012 GRAIN published ‘The great food robbery’. We thought it was high time to do a sequel.

    Over the past twenty-five years, GRAIN has worked with social movements and organisations around the world to defend local food systems and cultures from the advance of industrial agriculture. Part of our work has involved documenting the ill effects of this industrial food system – the growing hunger, the destruction of rural people’s livelihoods, the loss of biodiversity and cultures, the exploitation of labour and a range of health calamities – and analysing the ways through which this system expands, from seed laws to free trade agreements to secretive land deals.

    But another important part of our work has involved connecting this analysis of the food system to larger issues affecting the planet and linking peoples’ struggles situated within the food system to those happening in other areas. Climate change is one important example of this.

    CAD $ 25.99